16 junio, 2009

Sevillanía borreguil



Algo no funciona en esta sociedad que nos ha tocado vivir si la gente sólo se sigue moviendo por banalidades y estupideces, disfrazadas de sentimientos, como sucedió en la tarde de ayer en Sevilla; donde una masa aborregada de ciudadanos, posiblemente muchos de ellos en paro (ellos y todo su nucleo familiar), sin vivienda propia y la cuenta corriente más vacía que sus huecas cabezas; se "manifestó" para que el máximo accionista de "su" club de futbol les "regale" sus acciones.

Y lo que se aplica en este caso a los béticos es aplicable al resto del populacho patrio y todo aquel que a la ligera identifica este tipo de comportamientos con los andaluces en particular y aprovecha para criticarnos a nosotros y a nuestro rancio gobierno autonómico demuestra su total desconocimiento de la actualidad de su país y quizá debería dejar de mirarse por un momento su ombligo lleno de pelusilla para no darse de boca con la realidad.


Pipirigallo - La rebelión del galgo

1 comentario:

DanielV dijo...

Beeeeee!, beeeee!