29 septiembre, 2009

El violador de Polanski



Que buena película es El Pianista, dirigida por Roman Polanski. Que gran director es y que majo parece cuando sale por la tele. Que pena que sea un violador pederasta sin condenar y profugo de la justicia desde hace 30 años. Que no es que lo diga yo, es que el lo ha admitido. Pero parece que la misma justicia que él pidió en su momento contra los asesinos de su mujer y amigos no la aplica en su caso.

Ahora ha saltado la noticia de su detención en Suiza y su posible extradición a Estados Unidos, donde se cometió en crimen y no ha prescrito. Porque por lo visto violar a una niña de 13 años prescribe con el tiempo en según que sitios (España mismo). Si vas a violar a alguien tenlo en cuenta, no te cortes, hazlo, huye 20 años y luego vuelve por la puerta grande.

En su gremio (el cine) ya han puesto el grito en el cielo y han firmado un manifiesto para su inmediata liberación (Almodovar incluido). Parece que para ellos las violaciones, según quien las haga o el tiempo que pase les quita importancia. Me lo imagino: "Soy un reputado y prmiado director de cine, tengo derecho a violar o a matar a quien quiera", deben pensar mientras dirigen emotivas películas de denuncia sobre el tema pero por encima de él. Claro estarán aconstumbrados a pasarse por la piedra a jovenes actrices menores de edad con la promesa de un papelito y lo verán normal.

Y es que como la victima ya ha perdonado y olvidado lo que le pasó en 1977 (allá ella con su conciencia), para honra de toda mujer o niña violada antes y después de su caso, pues la justicia ya no vale para nada y debe dedicarse a otras cosas. ¿Verdad?

Ya puestos que firmen otro manifiesto a favor de liberar a Miguel Carcaño (asesino confeso de Marta de Castillo) por poner otro ejemplo de actualidad. Imaginad que igual en un futuro se convierte en otro gran hombre como Polanski y nos podemos permitir perder sus logros por una minucia de violación y asesinato. ¿No? ¿O acaso existen violadores de primera y de segunda?

Que suene:"Carros de fuego"



1 comentario:

Jose dijo...

No te da penica el pobrecico. Si es que se visten como putas.
Parece mentira que aún creas en la justicia. Es un invento de los amos para hacer ver a los siervos que casi son como ellos. No nos engañemos. Sí existen personas de primera, de segunda y hasta de tercera.