22 octubre, 2007

Formula Raikkonen

No me gusta la Formula 1. Me parece muy aburrida. Vueltas y más vueltas. Pero tengo que admitir que el Domingo tenía que ver la última carrera. No podía quedarme con la intriga de saber si al final ganaba el prepotente nº 1, el prepotente nº 2 o el tapado hombre de hielo.




Y tengo que decir que todavía me dura la risa.

El prepotente nº 1 la cagó nada más salir. Luego terminó de cagarla y creo que anda lloriqueando por los despachos de la FIA por no se que pollas de gasolina congelada para ver si le dan el caramelo. Patético.

El prepotente nº 2 hizo lo que pudo con el 600 gripao que le preparó su equipo. Al menos se consolará con la cagada de preponente nº 1 y una buena dosis de humildad tampoco le habrá sentado mal.

Y como no podía ser de otra forma, el tapado hombre de hielo con la ayuda de su fiel escudero se hizo con la victoria y el mundial. Así aprenderán.

Eso si lo mejor de todo los accidentes, coches chocando contra coches, coches contra personas - quien se podía imaginar que era tan peligroso ser mecánico, personas chocando contra personas - esto no lo ví pero hubiera estado bien que Alonso y Hamilton se hubieran liado a piñas. Competición en estado puro.

Que pena que ahora que me empezaba a gustar se haya acabado. El año que viene más.


Radiohead - Nude

1 comentario:

Daniel dijo...

Realmente estoy satisfecho con como ha quedado el mundial salvo por una cosilla, Hamilton está por encima de Alonso (2º y 3º respectivamente).

No quería que ganara Hamilton por las razones que todos sabemos, no quería que ganara Alonso para que McLaren se quedara sin nada (será porque no escucho ni leo las declaraciones de Alonso, pero no me cae mal), y Raikkonen llevaba mucho tiempo siendo un segundón y se merecía llevarse una alegría.