23 junio, 2008

Semifinalistas, quien nos lo iba a decir

Han pasado 88 años desde lo de Pichichi y Zamora, 24 desde lo de Platiní y Arconada y 14 desde lo de Tassotti (Luis Enrique ha sido vengado y de la forma más cruel posible, dándoles esperanzas de victoria hasta el final).



Y ayer surgió el milagro. La barrera de los cuartos de final de un campeonato se rompió para España. Un juego no muy mediocre, la suerte de los penaltis y el apoyo a Portugal (perdón a todos los portugueses, ya se sabe que equipo que apoya la afición española equipo que palma en cuartos) hizo que la historia cambiara y que, pese a los fantasmas de tongo arbitral que planearon como antaño, el españolito de a pie esté eufórico con su selección y tenga esperanzas (fundadas) en que este año puede caer la Eurocopa. Siempre que los rusos lo permitan. Y los alemanes y turcos (si no se mantan entre ellos).





Deneuve - Electromecánicas united

1 comentario:

Luis Aragones dijo...

PODEMOS!