02 marzo, 2009

Respétame, que soy mayor

Probablemente vaya al infierno.
Hay cosas que seguro que están en las sagradas escrituras como acciones de pena capital.
Y cortarle la meada a un viejo debe estar entre ellas.
Pero ¿que habriais hecho vosotros si lo cogeis in fraganti en el portal de vuestra casa?.
Y que conste que yo sería el primero en mancillar esa sagrada esquina, pero lo haría con nocturnidad, alevosia y algunas copas de más.

Y es que un "¡Haga usted el favor, hombre de Dios! Voy yo a mearle a la puerta de su casa" a tiempo evita males mayores.
Y en ese mismo momento he pensado que igual le estaba faltando el respeto.

Ya sabeis, el respeto a los mayores que dicen que siempre hay que tener y que nos enseñan desde niños -al menos a los que hemos recibido cierta educación, LOGSE pero educación al fin y al cabo- en casa y colegio. Un cuento para que a según que edades puedas hacer lo que te de la gana sin rendir cuentas a nadie.

Pero ¡que coño!, el respeto hay que ganarselo. Empezando por no mearse en la esquina equivocada y por dar la cara cuando haces un acto deleznable. ¡Hombre ya, país de vergüenza! Al final habrá que pedir perdón y dar las gracias cuando te dan por el culo. ¡Y una mierda!.

Que ganas tengo de llegar a la jubilación para poder mearme por las esquinas. Ya tengo elegida la primera, ¿adivinais donde?


Labuat - De pequeño

2 comentarios:

Dani dijo...

Al final va a tener razón nuestro amigo Leo y este es un "país de mierda".

DanielV dijo...

ay que semana que llevas. Esto hay que verlo por el lado positivo y es que......verás.....bueno ya lo buscas tu que estás acostumbrado a que te engañen.