16 enero, 2010

Autobiografia breve. El alumbramiento.



Nací en Sábado. Eso expllicaría mi gusto por estar tumbado rascándome las pelotas y mi alergia crónica al trabajo. Dicen que nací en un hospital. Tendré que creerlo porque la verdad que con tanto follón se me olvidó preguntarlo. Que si que agustito y calentito se está foltando aquí dentro. Que si que coño pasa, Que si esto que es. ¿Quien es el tio este con mascará? ¿Que esconde? ¿Que va a hacer con esa mano? ¡AY!, que ostia me ha dao el muy hijo de puta, descúbrete que te voy a partir la cara. Lo dicho un follón.


Nací, palabras textuales de mi santa madre "que parecía una hebra de hilo". Feo, como todos lo niños, y delgaducho. En aquellos tiempos no se estilaba grabar los partos. O quizá si, pero como mis padres lo más cerca que han visto una videocámara ha sido en la estantería del Pryca (porque en aquellos años no existía el Carrefour) pues he podido colgarlo en Youtube. Aunque años más tarde viendo Alien el octavo pasajero me entró la duda y pensé en pedir derecho imagen a Ridley Scott.


Y así fue como vine al mundo. O a lo mejor no porque la verdad que no recuerdo nada y lo mismo yo ni estaba.

3 comentarios:

Jose dijo...

Tampoco existía el pryca, aún.

Laura dijo...

Viendo la criaturita de la foto, me reconforta saber que hubo alguien que nació tan feo como yo... (o casi).

Besito.

(sigo alimentando tus peces)

Jimmy Dix dijo...

Jejeje, mi novia les sigue llamando Pryca.