24 junio, 2011

Ayudemos a que Paquito Camps cambie el Saab del 95


Que injustos hemos sido. Resulta que Francisco Camps no está donde está por vicio si no por  necesidad. Si por el fuera se quitaba de enmedio del foco de la política y se dedicaba a limpiar los suelos de la farmacia de su señora. Pero no puede. Hoy hemos sabido su patrrimonio y RESULTA QUE VIVE PEOR QUE UN MILERURISTA. Y nosotros criticándolo y pidiendo su cabeza por corrupto. Si es que no tenemos corazón. Ahora me explico por qué le regalaban los trajes. Si es que no se los puede pagar. Es una simple victim fashion atrapado en la vorágine parlamentaria valenciana.

Desde aquí pido el apoyo de todos para que con una pequeña contribución pueda cambiar el Saab de 1995 que tiene en patrimonio por un coche más a su medida. Una lechera de la policía nacional, con chofer por supuesto.

¿Este hijo de la gran puta nos toma por subnormales o que cojones es lo que le pasa?

Y de regalo un post sobre la riqueza del lenguaje patrio: http://www.eltiempo.com/blogs/de_canas_por_madrid/2011/04/tengo-un-amigo-al-que.php

P.D. Si, se está riendo de todos nosotros en la foto.

2 comentarios:

Pepe León - Sevilla dijo...

Tiene un gran parecido con el pescadero de la que se avecina (en todos los sentidos)

Jimmy Dix dijo...

¡Qué incrédulos somos todos! ¿Acaso este hombre nos ha mentido alguna vez? (quitando lo de que no conocía de nada a su amiguito del alma y lo de que él se pagaba sus trajes, mentirijillas piadosas después de todo...).

Ya te digo, somos unos incrédulos y unos malpensados. Ya nos vale.

¡Yes, We Camps!